¿Desea alimentar sistemas estéreo completos con sólo un toque? Usar un disparador


Uno de los mejores aspectos de armar un sistema estéreo personalizado es tener control total sobre la elección de los componentes, así como la alegría de cablearlo todo junto. Pero un inconveniente menor y típico de poseer varios equipos conectados es la pequeña colección de mandos a distancia. No sólo una serie de mandos a distancia inalámbricos puede parecer intimidante para cualquiera que no esté familiarizado con su configuración particular, sino que hojear cada uno de ellos para encenderlo todo puede matar la magia de un sistema de audio majestuoso. Si alguna vez ha deseado que su música se reproduzca con sólo uno o dos toques, un detonador podría ser el truco.

Definición

Un disparador es un dispositivo que facilita el encendido y apagado simultáneo de múltiples componentes dentro de un sistema estéreo o de cine en casa más grande. Por ejemplo, se puede utilizar un disparador para encender automáticamente un proyector, receptor/amplificador, procesador de AV, altavoces de TV o más cuando se ha activado un solo dispositivo. Las conexiones de disparo entre los componentes pueden ser cableadas y/o operadas de forma inalámbrica a través de señales IR (infrarrojas) o RF (radiofrecuencia) emitidas por los mandos a distancia.

Pronunciación: trig-er

Ejemplo: Con una conexión de disparo configurada, uno podría tener un televisor y un descodificador de cable/satélite encendido o apagado siempre que el receptor haya sido encendido o apagado.

Las salidas de disparo pueden encontrarse como una característica integrada en algunos receptores, preamplificadores y/o procesadores AV. Las entradas de disparo suelen estar incorporadas en los componentes fuente (por ejemplo, CD/DVD/reproductor multimedia), pantallas de vídeo, amplificadores y varios otros tipos de productos en un sistema. El concepto es que cuando una unidad ha sido encendida, ya sea manualmente o a través de su propio mando a distancia, envía una señal a cada salida de disparo. Los dispositivos conectados a estas salidas se «despiertan» después de estar en modo de espera. De esta manera, todo lo que se necesita es un controlador para encender todo un sistema y estar listo para jugar.

Si los componentes clave carecen de salida/entrada de disparo, hay varias otras maneras de lograr la funcionalidad prevista (especialmente si hay una falta de documentación en los manuales de producto del fabricante para realizar el primer paso correctamente). Los kits de disparo pueden conectar múltiples componentes y ser bastante sencillos de configurar. Una opción más sencilla sería utilizar una barra de contactos inteligente o un protector de sobretensión que tenga tecnología de conmutación automática. Estos dispositivos se caracterizan por tener diferentes tipos de tomas: de control, siempre encendidas y de encendido automático. Cuando el equipo enchufado en la toma de control se enciende/apaga, todo lo que se enchufa en las tomas del interruptor también se enciende/apaga.

La última alternativa al uso de un disparador de IR o RF puede ser un poco más compleja de configurar, pero mucho más completa y gratificante. Los mandos a distancia universales modernos, como Logitech Harmony Elite y Harmony Pro, están diseñados para ofrecer un control total sobre casi cualquier tipo de dispositivo habilitado para IR. Esto significa todo, desde cambiar estaciones, canales, volúmenes, entradas y mucho más. Los usuarios no sólo pueden crear comandos personalizados que se ejecutan con un solo toque, sino que estos sistemas suelen tener una aplicación móvil que convierte los smartphones/tabletas en cómodos mandos a distancia universales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *