El componente de audio para coche más importante del que nunca has oído hablar


Ya sea que a√ļn est√© agarrado a su reproductor de CD, que haya hecho el cambio a una unidad principal sin mecanismo, o que sus h√°bitos de escucha caigan en alg√ļn punto intermedio, toda su experiencia de audio en el autom√≥vil probablemente depender√° del DAC (convertidor de audio digital a anal√≥gico) de su autom√≥vil. La √ļnica excepci√≥n es la radio AM/FM convencional, que comienza con una se√Īal anal√≥gica, pero las otras fuentes de audio de su coche se almacenan en formatos digitales, ya sea en un CD f√≠sico o como bits y bytes en una unidad flash. Para traducir esa informaci√≥n digital en una se√Īal anal√≥gica capaz de controlar los altavoces y, por lo tanto, crear m√ļsica que se pueda escuchar, tiene que pasar a trav√©s de un convertidor de digital a anal√≥gico.

Entonces, ¬Ņqu√© es exactamente un DAC, y cu√°n importante es realmente esta peque√Īa pieza ubicua de tecnolog√≠a? La respuesta a la segunda pregunta es f√°cil: un buen DAC es absolutamente indispensable en un sistema de audio moderno. La respuesta a la primera pregunta, sin embargo, requiere un poco m√°s de explicaci√≥n.

De analógico a digital y viceversa

La m√ļsica y otras formas de grabaciones de audio, todas comienzan como se√Īales anal√≥gicas, y en un momento dado tambi√©n se grabaron en formatos anal√≥gicos. Los discos y los casetes compactos son ejemplos de formatos de medios anal√≥gicos, pero la grabaci√≥n de audio moderna se ha trasladado al mundo digital, primero con CDs y luego con archivos digitales como MP3s.

El prop√≥sito de almacenar y transmitir m√ļsica y otras grabaciones de audio en formatos digitales es principalmente una cuesti√≥n de espacio de almacenamiento y conveniencia. Un disco compacto puede almacenar m√°s datos de audio que un disco o casete compacto en menos espacio, y los medios de almacenamiento digital como los discos duros y las unidades flash pueden almacenar una cantidad a√ļn mayor de datos de audio, en forma de MP3 y otros archivos.

Despu√©s de que una grabaci√≥n de audio anal√≥gico se ha convertido en datos digitales, nos sirve de poco hasta que se vuelve a convertir. En formato digital, la se√Īal se abstrae como datos binarios que no pueden controlar un altavoz ni crear un sonido audible por s√≠ solos. Para ello, debe pasar por un convertidor digital a anal√≥gico.

Conversión de Digital a Analógico

Pr√°cticamente todos los dispositivos de audio que dependen de medios digitales contienen un convertidor digital a anal√≥gico. Esto incluye todo, desde el iPod hasta la unidad principal. En contextos de cine en casa, hay incluso DACs independientes que est√°n dise√Īados para su uso con reproductores de CD que no incluyen un DAC o tienen una salida digital. Estas unidades independientes son t√≠picamente de mayor calidad que la mayor√≠a de los DACs incorporados, por lo que son capaces de reproducir m√°s fielmente las se√Īales anal√≥gicas originales.

Aunque existen diferentes tipos de DACs, todos realizan la misma funci√≥n b√°sica: convertir datos digitales abstractos en una se√Īal f√≠sica que puede ser amplificada y utilizada para controlar los altavoces. Esto se logra normalmente convirtiendo la informaci√≥n digital en un conjunto correspondiente de pulsos escalonados, que luego se suaviza mediante interpolaci√≥n. La calidad de la se√Īal resultante depende en gran medida de la forma en que el DAC lo haga, por lo que la misma informaci√≥n digital puede proporcionar una calidad de sonido cuantificablemente diferente en funci√≥n del DAC por el que pase.

La mayor√≠a de los convertidores digitales a anal√≥gicos se encuentran en circuitos integrados debido a limitaciones de tama√Īo y costo, pero tambi√©n existen DACs que utilizan tubos de vac√≠o para producir un sonido m√°s c√°lido y detallado.

DACs de audio para automóviles portátiles y unidades principales

La mayor√≠a de los DAC port√°tiles est√°n dise√Īados para su uso con ordenadores port√°tiles, y esencialmente descargan el pesado trabajo de convertir la m√ļsica digital en una se√Īal anal√≥gica desde un software de ordenador a un dispositivo f√≠sico. Este tipo de DAC port√°til tambi√©n se puede utilizar en su coche, si dispone de una fuente de audio capaz de emitir a trav√©s de USB y su unidad principal dispone de una entrada anal√≥gica.

La otra forma en que los DACs entran en juego en los coches es que algunas unidades principales incluyen entradas digitales, normalmente en forma de un conector USB o de propiedad exclusiva. La forma en que funciona este tipo de conexión es que le permite conectar su iPhone, tableta o cualquier otro reproductor de MP3 y descargar el procesamiento a la unidad principal, en lugar de confiar en el DAC de su teléfono u otro dispositivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *