¿Para qué se usa Ctrl-C en Windows?


Ctrl-C, también escrito a veces con un más en lugar de un menos como Ctrl+C o Control+C, tiene dos propósitos dependiendo del contexto en el que se usa.

Una es como el comando abortar usado en muchas interfaces de línea de comandos, incluyendo el Símbolo del Comando en Windows. El método abreviado de teclado Ctrl-C también se utiliza para copiar algo en el portapapeles con el fin de pegarlo en otro lugar.

De cualquier manera, el acceso directo Ctrl+C se ejecuta manteniendo pulsada la tecla Ctrl y presionando simultáneamente la tecla C una vez. Command+C es el equivalente a macOS.

Cómo usar el acceso directo de Ctrl+C

Como mencioné anteriormente, Ctrl+C se comporta de manera diferente dependiendo del contexto. En la mayoría de las interfaces de línea de comandos, Ctrl-C se entiende como una señal en lugar de una entrada de texto, en este caso se utiliza para detener la tarea que se está ejecutando actualmente y devolverle el control.

Por ejemplo, si ejecutó el comando format pero en el aviso inicial decidió no completarlo, puede ejecutar Ctrl-C para cancelar el formato antes de que se inicie y volver a la línea de comandos.

Otro ejemplo en el Símbolo del sistema sería si ejecutara un comando dir para listar los directorios de la unidad C:. Por lo tanto, supongamos que abre un Símbolo del sistema en la raíz de la unidad C: y ejecuta el comando dir /s – todos los archivos y carpetas de todo el disco duro aparecerán en una lista. Asumiendo que no estuvieras usando el comando más, eso tomaría un tiempo para mostrarlo. Sin embargo, la ejecución de Ctrl-C interrumpirá inmediatamente la salida y le devolverá al mensaje.

Si está ejecutando algún tipo de script de línea de comandos que parece estar en un bucle cuando sabe que debería haber terminado de ejecutarse, puede detenerlo en sus pistas interrumpiéndolo con el método abreviado de teclado Ctrl+C.

El otro uso de Control+C es copiar algo, como un grupo de archivos en su escritorio, una frase o un solo carácter en una línea de texto, una imagen de un sitio web, etc. Es la misma función que hacer clic con el botón derecho del ratón en algo (o pulsar y mantener pulsado en las pantallas táctiles) y elegir copiar. Este comando es reconocido en todo Windows y en casi todas las aplicaciones de Windows que pueda estar usando.

El acceso directo Ctrl+C suele ir seguido de Ctrl+V para pegar la información copiada más recientemente del portapapeles en el lugar donde se encuentra el cursor. Al igual que al copiar a través del menú contextual con el botón derecho del ratón, este comando de pegar también es accesible de esta manera.

Ctrl-X se usa para copiar texto al portapapeles y simultáneamente eliminar el texto seleccionado de su fuente, un acto llamado cortando texto.

Más información sobre Ctrl+C

Ctrl+C no siempre interrumpe los procesos de una aplicación. Depende totalmente del programa específico en cuanto a lo que hará la combinación de teclas, lo que significa que es posible que algunos programas con una interfaz de línea de comandos no respondan de la misma manera que se ha descrito anteriormente.

Esto también es válido para el software con una interfaz gráfica de usuario. Mientras que los navegadores web y otros programas como los editores de imágenes utilizan Ctrl+C para copiar texto e imágenes, la aplicación ocasional no aceptará la combinación como un comando.

Software como SharpKeys puede utilizarse para desactivar las teclas del teclado o cambiar una por otra. Si su clave C no funciona como se describe aquí, es posible que haya utilizado este programa o uno similar en el pasado, pero desde entonces ha olvidado que ha realizado esos cambios en el Registro de Windows.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *