¿Tienes que ser un artista para ser un diseñador gráfico?


No es necesario ser un buen artista para ser un diseñador gráfico. Aunque podría ayudar a tu carrera y a tu lado creativo, no es necesario ser capaz de dibujar, pintar, o tener cualquiera de las otras habilidades necesarias para ser un «artista» en el sentido tradicional.

El diseño gráfico consiste en tomar elementos como el tipo, las fotos, las ilustraciones y el color y combinarlos para crear mensajes efectivos. En muchos casos, un artista será contratado para crear una pintura, ilustración o dibujo para un proyecto y que luego será entregado a un diseñador gráfico para que lo incorpore a la pieza. Puede ser, por ejemplo, la portada de un álbum, un póster, una tarjeta de visita o la portada de un libro.

Donde el talento artístico puede ayudar a un diseñador gráfico

En algunos casos, un diseñador gráfico también puede crear sus propias ilustraciones, dibujos y pinturas, pero no se considera una parte esencial del conjunto de habilidades de un diseñador.

Puede ser beneficioso para una carrera o negocio si usted crea su propia obra de arte. Puede permitirle ahorrar dinero completando más tareas usted mismo. Además, tenga en cuenta que cualquier habilidad creativa adicional que desarrolle puede mejorar sus posibilidades de conseguir ciertas posiciones de diseño.

Por lo menos, usted debe tener una comprensión de la obra de arte que puede ser incorporada en su trabajo. También necesitarás la creatividad para unirlo con otros elementos de manera efectiva. Su comprensión del color, las formas, las líneas y otros elementos de diseño son cruciales para mostrar la obra de arte con el fin de transmitir el mensaje del cliente.

Todo esto lleva a la razón por la que los diseñadores se agrupan a menudo en la categoría de trabajo de’creativos’ en lugar de artistas: necesitas ser creativo en tu trabajo, pero no necesariamente creas’arte’. Este grupo en la industria de la publicidad también incluye directores de arte, fotógrafos, videógrafos y otros profesionales creativos con los que usted podría estar trabajando.

Ilustradores contra diseñadores gráficos

Los artistas comerciales que necesitan talentos artísticos son los ilustradores. Como diseñador gráfico, es probable que se le pida que trabaje con ellos para sus diseños. Algunos diseñadores gráficos también ilustran, mientras que otros ilustradores también se dedican al diseño gráfico. Las dos especialidades están relacionadas, a veces entrelazadas, pero no son necesarias para el éxito en ningún tipo de trabajo.

Los ilustradores son los artistas que se encargan de crear obras de arte originales para su uso en diseños gráficos. Muy a menudo, se trata de proyectos de mayor envergadura para los que el presupuesto permite este gasto adicional. Por ejemplo, los ilustradores pueden trabajar en portadas de álbumes o libros y muchos trabajan regularmente para revistas. El New Yorker es un ejemplo perfecto de una publicación que regularmente presenta ilustraciones de artistas muy talentosos.

Muy a menudo, los ilustradores trabajan a través de un agente que les ayuda a conseguir trabajo. Dependiendo de los tipos de proyectos en los que trabajes, te puede resultar muy útil como diseñador gráfico freelance conocer a algunos ilustradores o agentes. Así como usted puede tener su impresora offset o fotógrafo que usted recomienda a sus clientes, saber que uno o dos ilustradores serán una adición útil a su red.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *