Cinco maneras de arreglar un controlador de Xbox One que no se enciende

Cinco maneras de arreglar un controlador de Xbox One que no se enciende

Cinco maneras de arreglar un controlador de Xbox One que no se enciende

VALORACIÓN DEL ARTÍCULO:
5/5


Nada puede sacarte del juego más rápido que un mando de Xbox One que no se enciende. Aunque estos controladores son bastante robustos, se rompen por varias razones.

Algunos problemas que impiden que un controlador de Xbox One se encienda pueden requerir reparaciones profesionales, o incluso requerir que usted compre un controlador de reemplazo, pero hay muchas cosas que puede comprobar, e incluso arreglar, usted mismo.

Razones comunes por las que un controlador de Xbox One no se enciende

La mayoría de los problemas que pueden impedir que un controlador de Xbox One se encienda están relacionados con las baterías o los contactos de la batería, el kit de carga y reproducción, problemas de firmware y fallos internos de hardware. Algunos de ellos se pueden arreglar en casa y otros no.

A continuación, se indican los problemas más comunes que pueden impedir que se encienda un controlador de Xbox One:

  • Baterías: Las razones más comunes por las que los controladores de Xbox One no se encienden tienen que ver con las baterías. Si las baterías están gastadas o necesitan ser cargadas, el controlador no se encenderá. El controlador tampoco se encenderá si las baterías están mal instaladas.
  • Contactos de batería: Si los contactos de la batería están gastados o demasiado doblados, el controlador no se encenderá. El controlador tampoco se encenderá si las baterías no hacen contacto firme por cualquier otra razón.
  • Problemas con el cable de carga: Si utiliza un kit de carga y reproducción para cargar el controlador, el cable puede estar dañado. Estos cables fallan internamente, por lo que no necesariamente podrá darse cuenta de que es malo con sólo mirarlos.
  • Problemas de firmware: Cuando se interrumpe la actualización del firmware del controlador, es posible que éste no vuelva a encenderse. Para arreglar esto, necesita reinstalar el firmware.
  • Fallos internos: Si algo se rompe físicamente dentro del controlador que impide que se encienda, no hay nada que pueda hacer salvo repararlo o reemplazarlo. Intente conectar con un cable USB para ver si el controlador aún se enciende y funciona cuando se conecta a través de ese método.

Compruebe las pilas de su Xbox One Controller

Cuando un controlador de Xbox One no se enciende, suele ser algún tipo de problema con las baterías. Las baterías pueden estar agotadas, instaladas incorrectamente o no cargarse por alguna razón.

Cómo puede comprobar si las pilas son su problema:

  1. Retire el compartimento de la batería en la parte posterior del controlador.

    La parte posterior de un controlador de Xbox One, mostrando la ubicación del compartimiento de la batería.

  2. Examine la orientación de las baterías.

    Xbox One baterías instaladas al revés.

  3. Retire las pilas y verifique que se hayan insertado en la dirección correcta.

    El compartimiento de la batería de un controlador de Xbox One, mostrando los contactos + y - de la batería.

    Haga coincidir el + de su batería con la conexión +, y el – de su batería con la conexión -.

  4. Si las pilas están mal colocadas, colóquelas de nuevo en la dirección correcta. Si ya estaban instalados correctamente, instale un par de baterías nuevas.

    Baterías en un controlador Xbox One mostrando la orientación correcta.

    No saque las pilas de un dispositivo diferente. Para estar absolutamente seguro de que su problema no son las baterías, use un par de baterías nuevas directamente del paquete, o un par de baterías recién cargadas.

  5. Vuelva a colocar la tapa de la batería y trate de encender el controlador.

Comprueba los contactos de la batería de tu Xbox One Controller

Además de los problemas de batería, también es posible que un controlador de Xbox One no se encienda debido a problemas con los contactos de la batería. En lugar de utilizar muelles como algunos dispositivos electrónicos, la Xbox One utiliza lengüetas de metal que se doblan ligeramente cuando se instalan las baterías.

Estas lengüetas pueden doblarse permanentemente si se les aplica demasiada fuerza, y también pueden atascarse o debilitarse con el tiempo. Para solucionar este problema, debe inspeccionar las lengüetas para ver si hay algún problema, y luego extraerlas suavemente para que puedan hacer un contacto sólido con las baterías.

Todas las pilas AA son aproximadamente del mismo tamaño, pero los diámetros pueden variar de una marca a otra. Esto no suele ser un problema para un dispositivo como los controladores de Xbox One que no tienen divisores dentro de sus compartimentos de baterías, pero es posible que las baterías de una marca funcionen en su controlador mientras que las baterías de otra no lo hacen.

  1. Retire la tapa de la batería.

  2. Retire las pilas.

  3. Con la parte superior del controlador mirando hacia afuera, examine los contactos en el lado derecho del compartimiento de la batería.

    Los terminales de la batería en un controlador de Xbox One.

  4. Los contactos deben extenderse en ángulo. Si alguno de los contactos está doblado, use un destornillador pequeño u otro instrumento para doblarlo con cuidado.

    El compartimiento de la batería de un controlador de Xbox One, mostrando los contactos de la batería.

    No intente hacer palanca en los contactos con las baterías aún instaladas. No aplique fuerza excesiva. Si se siente incómodo con esto, pida ayuda a alguien que tenga más experiencia con este tipo de trabajo.

  5. Reemplace las baterías y vuelva a instalar la cubierta de las baterías.

  6. Compruebe si el controlador se enciende.

Problemas de carga y juego

Mientras que el kit de carga y juego es tremendamente conveniente, hay algunos problemas que pueden causar que uno impida que un controlador de Xbox uno se encienda. Si el componente de la batería se desgasta, se daña o se instala incorrectamente, el controlador no se enciende. El controlador tampoco se encenderá si el cable está dañado y no puede cargar la batería.

Una Xbox One carga y reproduce batería y cable. Microsoft

A continuación se explica cómo identificar y solucionar problemas con un kit de carga y reproducción de controladores de Xbox One:

  1. Desconecta tu carga y reproduce el cable de tu Xbox One, y conéctalo a otro puerto USB de tu Xbox One.

  2. Si el controlador sigue sin encenderse, desconecte el cable de carga y reproducción e intente usar un cable micro USB diferente.

  3. Si el controlador sigue sin encenderse, desenchufe el cable de carga y reproducción.

  4. Retire la tapa de la batería de su controlador.

  5. Retire la carga y reproduzca la batería e inspecciónela en busca de daños.

  6. Inserte pilas AA nuevas y compruebe si el controlador se enciende.

  7. Si el controlador se enciende con baterías nuevas, sospeche que hay un problema con la carga y reproduzca la batería o el cable. Si el controlador sigue sin encenderse, el problema es otro.

Problemas de firmware

Los controladores de Xbox One dependen del firmware para funcionar correctamente, que es un tipo de software que está integrado en el hardware. Si el firmware del controlador se corrompe o se interrumpe una actualización al apagar la consola, el controlador no se encenderá.

Para solucionar este tipo de problemas, necesita actualizar el firmware de su controlador.

Este proceso requiere un controlador de Xbox One que funcione. Si no tienes un segundo controlador y no puedes pedirle uno prestado a un amigo, tendrás que comprar uno nuevo. La alternativa es utilizar un ordenador con Windows 10 para actualizar el firmware del controlador de Xbox One.

  1. id

TAMBIÉN TE INTERESA

OPPO-Snapdragon-8-Gen-2

El chip Snapdragon 8 Gen 2 se estrenará en el próximo Find X de OPPO

OPPO ha participado en la Snapdragon Summit 2022 para presentar su colaboración con Qualcomm Technologies en materia en la tecnología Ray Tracing para dispositivos móviles. Las dos empresas, que llevan trabajando conjuntamente desde la primera fase de desarrollo del procesador de nueva generación, harán posible que los usuarios disfruten de la tecnología una ray tracing basada

e-bike-Bike-Ocasion

Black Friday: ¿buen momento para hacernos con una e-bike?

Sin duda, el Black Friday es una oportunidad para comprar muchos productos de tecnología entre los que cabría pensar en una e-bike. Este tipo de bicicletas tienen mucho componente tecnológico y han subido en ventas como la espuma desde principios de la pandemia, allá por marzo de 2020.   En este post nos sumergiremos como

reloj Haylou GST Lite

Haylou GST Lite, un reloj inteligente con un precio y rendimiento imbatibles

De todos los modelos de relojes inteligentes, encontramos uno, el Haylou GST Lite, que sorprende por su alto rendimiento, bajo precio y las muchas funciones que incorpora para nuestro día a día. Comparado con otros dispositivos similares, parece difícil encontrar uno reloj como este desde el punto de vista de su rendimiento y el precio.

problemas-de-conexion-reuniones-virtuales

Los problemas más habituales de las reuniones virtuales

Es un hecho que una de las consecuencias más palpables tras la pandemia en entornos laborales ha sido un aumento de las reuniones virtuales por parte de miembros de un equipo de trabajo. Inicialmente para muchos, este paso hacia la pantalla supuso muchos problemas en cuanto a experiencia o la adopción de tecnologías en su

marketplace

Un servicio de mecanizado CNC operable como un marketplace

La producción automatizada es la gran tendencia de la industria tras la llegada de la digitalización al sector y factores como la crisis sanitaria y los consecuentes cuellos de botella en la cadena de suministro han impulsado este tipo de gestión en las empresas. Contar con un servicio de mecanizado CNC es la forma más

whatsapp-business

WhatsApp Business podría ayudar a la sanidad española con estas 5 acciones

Si bien es cierto que WhatsApp Business está pensado para ayudar a pequeños y medianos negocios en su comunicación con los clientes, la popular aplicación también puede ser útil para la gestión de la sanidad. Es verdad que hay mucha diferencia en cuanto a tamaños y volumen de individuos en cuanta a la atención, pero hay