Uso de los controles del volante de fábrica con unidades de cabeza del mercado de accesorios


La elección de si actualizar o no un equipo estéreo de fábrica más antiguo suele ser bastante fácil, pero factores como las unidades principales no estándar y los controles del volante a menudo complican las cosas. En el caso de los controles de audio del volante, el temor es que los controles de fábrica no funcionen con una nueva unidad principal, y las soluciones de posventa son, en el mejor de los casos, engorrosas.

Los temores de perder los mandos del volante cuando se actualiza el equipo de música de un coche son en gran medida infundados, pero este tipo de actualización es en realidad más complejo que la mayoría. Aunque es posible implementar controles de audio en el volante de repuesto con el hardware del fabricante del equipo original (OEM), no es sólo un hecho que cualquier unidad principal nueva que compre funcionará con los controles del volante.

Además de comprar un reemplazo de la unidad principal compatible, un escenario de instalación típico también implicará la compra e instalación del tipo correcto de adaptador de control de audio del volante para facilitar la comunicación entre los controles de fábrica y la unidad principal del mercado de accesorios.

Si eso suena complicado, lo es, y no lo es. En realidad, hay más compatibilidad de la que podría pensarse, con grandes sectores de fabricantes que utilizan el mismo conjunto de protocolos de comunicación interoperables, de modo que sólo hay un puñado de opciones de las que preocuparse en lugar de docenas.

Planifique con los controles de audio del volante en mente

Al igual que con tantos otros aspectos de la actualización de un estéreo de coche, es importante formar un plan de batalla antes que cualquier otra cosa. En el caso particular de los controles de audio del volante, la importancia de planificar con antelación se reduce al hecho de que hay varias piezas en movimiento que deben unirse de la manera correcta.

Lo que eso significa es que el primer paso en este proceso es comprobar los diferentes adaptadores en el mercado e identificar un adaptador que funcione con su vehículo. Cada vehículo se ajusta a un protocolo de comunicación específico, por lo que es esencial encontrar un kit adaptador que funcione con ese protocolo.

Una vez hecho esto, puede comprobar las diferentes unidades principales que son compatibles con el adaptador. Aunque esto reduce un poco sus opciones, aún tendrá muchas unidades principales entre las que elegir.

También es importante tener en cuenta que el adaptador y la unidad principal deben instalarse al mismo tiempo para ahorrar tiempo de trabajo. El problema aquí es que si instalas una nueva unidad principal antes de pensar en los controles del volante, y tienes la suerte de haber elegido una que admita la función, tendrás que desarmar todo de nuevo para instalar tu adaptador.

Tipos de control del volante y unidades de cabeza del mercado secundario

Hay dos tipos principales de entradas de volante, o SWI, que la gran mayoría de los sistemas utilizan: SWI-JS y SWI-JACK. Mientras que SWI-JS es usado por las unidades principales Jensen y Sony, y SWI-JACK es usado por JVC, Alpine, Clarion y Kenwood, muchos otros fabricantes también usan uno de estos dos estándares comunes.

La clave para mantener la funcionalidad de control de audio del volante OEM con una unidad principal del mercado de accesorios es seleccionar una unidad principal con el tipo correcto de entrada de control, encontrar el adaptador adecuado y, a continuación, engancharlo todo para que todo funcione a la perfección.

Saber cuándo buscar ayuda profesional

La instalación de una unidad principal es una tarea relativamente sencilla que casi cualquiera puede realizar en una tarde, o menos, dependiendo del vehículo. En la mayoría de los casos, este tipo de actualización es literalmente una operación plug and play, especialmente si usted puede encontrar un adaptador de arnés de cables.

La instalación de controles de audio en el volante sigue siendo un trabajo que la mayoría de los bricolistas pueden hacer en casa, pero es un poco más complicado. A diferencia de muchos otros componentes de audio para el automóvil, estos dispositivos no están realmente diseñados para ser enchufados y usados. Por lo general, hay procedimientos de instalación específicos para cada vehículo, y por lo general hay que hacer un empalme en algunos de los cables de fábrica.

En algunos casos, también tiene que programar cada uno de los botones del volante para que se correspondan con una función específica de la unidad principal. Eso le permite una gran libertad en lo que respecta a la personalización, pero es una complicación adicional de la que debe ser consciente antes de profundizar en este tipo de trabajo. Si no se siente cómodo con el cableado y la programación de su propio adaptador, un taller de audio para automóviles debería poder ayudarle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *